INFORMACION EN AUDIO
SITIOS DE INTERES
Página de inicio Biografía

Biografia de Fausto Reinaga

“Fausto Reinaga, escritor, ensayista, filósofo e historiador, es el intelectual cuya obra ha tenido mayor repercusión en la gestación del pensamiento político indio contemporáneo...

La influencia de su pensamiento y de su acción (es fundador del Partido Indio de Bolivia) es reconocida por las más importantes organizaciones indias, particularmente de la región andina. Fausto Reinaga –escribe Jean Loup Herbert- es un volcán en permanente erupción”.

Guillermo Bonfil Batalla.

“La vida de Fausto embelesa y pasma”, escribió el ecuatoriano G. Humberto Mata, su biógrafo; es así, es una vida que estremece y azora. Su vida y su obra son indisolubles, indivisibles; de manera que cuando tratamos de hacer un recuento de sus obras y recopilar su vida en forma separada, es casi imposible.

Por otra parte, el mismo Amauta  ha escrito sobre su vida en varios de sus libros para dar a  conocer cómo fue su liberación; cómo es que liberó su cerebro de toda la cultura occidental:

 “La vida de mi pensamiento es la historia palpitante del cerebro indio esclavo, una dolorosa, dramática marcha de la esclavitud  a la libertad…”

Es necesario que el lector se ubique en la época del nacimiento de Fausto, 27 de marzo de 1906, cuando la discriminación racial era mucho más cruel para los indios. Como todos los niños de su raza, el pequeño José Félix (como lo bautizaron sus padres) pastaba llamas y ovejas,  junto a su padre trabajaba la magra tierra; los padres viendo que el niño era extraordinariamente inteligente hicieron un esfuerzo para que su hijo fuera a la escuela.

En Colquechaca, una de sus hermanas trabajaba de cocinera donde un abogado de la Patiño Mines, aprovecharon esta situación para que el jovenzuelo  pudiera asistir a la escuela.

“...En 1922 estuve cinco meses y en 1923 tres meses en la escuela. Aprendí a leer en mis 16 años... Llegué a Colquechaca cargado de cueros de oveja y phullus (frazadas) hilados y tejidos por mi madre que era mi  cama; y de tostado de haba y maíz para mi mantenimiento... Cambié mis ojotas y mi poncho por abarcas y chalina de kaki...”

Llegó a Oruro en 1924 con un certificado de Cuarto Curso de primaria, lo recibieron en el Colegio Bolívar como “alumno condicional” hasta que presente el certificado de Sexto; el aprendizaje fue óptimo de manera que los profesores lo admitieron como alumno regular sin objetar más nada.

Trabajó, para mantenerse,  desde cargador de bultos en la estación de ferrocarril hasta cloaquero[1]… Luego, cuando ya estuvo más avanzado en los cursos entró a trabajar de reportero de “LA VANGUARDIA”, después corrector de pruebas  en “LA PATRIA” (diarios de la ciudad de Oruro).

Don Fausto, rememora y nos retrata su aspecto de estudiante:

“Un día, allá por el año 1924, cuando yo era un casi analfabeto; en la ciudad –o aldea- Oruro, cursaba 2º año del colegio “Bolívar”; un compañero de curso, con desprecio o burla, me dirigió la siguiente pregunta: “Y tu Kissco, que has de ser; para qué vas a estudiar? Yo de un orgullo irreductible; soberbio en mi condición y traza ridículos; avasallador y grandioso en mi situación minúscula; le contesté bruscamente: “Yo he de ser filósofo...!!” Mis compañeros no entendieron, pero tampoco entendí yo. Pasaron los años. En 1928, llegué a Sucre... el canónigo Cipriano Moya, me llamaba “Séneca”...

Y, en mi curso, 5º año, mis compañeros me llamaban “Sócrates”. Porque según el Prof. Lazcano, tenía yo gesto, mirada, sonrisa e ironía socrática”.

Le decían “Kissco”, porque tenía la cabeza rapada, y el pelo que le crecía era hirsuto, parecían púas... y mencionando otros apelativos, su padre le puso el nombre de “Chayñu”, por su agilidad parecida a las avecillas que abundan por el altiplano; y su mama Alejandra con ternura infinita le decía “Uchi”, diminutivo de José...

 “Para el Centenario del Colegio, se convocó a un certamen literario” (1927), Fausto que cursaba el Cuarto año se presentó al concurso, ganó el Primer Premio escribiendo “Lo Tradicional”, premio que por cierto no le fue entregado. Podía el indio ser buen alumno, pero disputar en un certamen literario con los “señoritos” y además ganar, ¡no! 

“... había querido el indio el  primer premio.... ¡que vaya detrás de sus llamas...”

De la ciudad de Oruro se va a Potosí y luego a Sucre, donde obtiene su título de Abogado (1936); en ese tiempo se zambulle de lleno en las luchas universitarias y obreras, con  pasión y  mística marxista.

El examen de abogado que don Fausto rindió fue rodeado de hechos muy singulares:

“…se debía anunciar con una publicación en la prensa por orden de la Corte de Distrito. Debía el postulante ingresar al salón vestido de estricta etiqueta: frac, tongo, guante y bastón. El disfraz costaba un dineral. ¿Qué hice? Un compañero de la Federación Obrera resolvió el problema. En su sastrería tenía de algún caballerote frac con su pantalón y chaleco blanco para planchar. Lo adaptó con hilvanes a mi cuerpo; envolvió en un periódico, entregó al chicuelo del cloaquero, que llevó y depositó en la portería de la Corte; donde yo me disfracé e ingresé solo, sin padrinos; (porque había padrinos de bastón, de título, etc.) al salón de la Audiencia de Charcas.

Comenzó el examen. Una furiosa batalla de ideas. Estaba en juego mi única carta, por eso, cada vez que me tocaba hacer uso de la palabra, me enardecía. Mis argumentos eran irrebatibles. La superioridad de mi inteligencia les irritó, primero; después, desató la venganza del poderoso… Llegó la hora reglamentaria y se suspendió el examen, sin que, más de tres Ministros, hayan abierto la boca. Los "altos" magistrados entraron al Despacho, a dictar la Resolución del caso. A poco salió el Secretario de Cámara y anunció con una sola palabra mi destino: "APROBADO”.

Presenté el escrito, pidiendo se me reciba el juramento laico "por el derecho y la justicia". La Corte en pleno me negó, citando su ley, dispuso:

"...el impetrante prestará el juramento ante el Secretario de Cámara en la forma de costumbre".

Prendieron velas ante un crucifijo, abrieron la Santa Biblia, y juré "en la forma acostumbrada".

En el público había gente que me quería y me odiaba; ésta última me preparó una broma. Al niño indio semidesnudo y desnutrido, al hijo del cloaquero de mi pensión, que había llevado el paquete del frac a la portería de la Corte, le empujaron en medio del Salón para que me abrace... Yo le recibí y le besé en la frente con los ojos humedecidos. De lo más hondo de mi subconsciencia salió una voz que me dijo: "Esta es tu raza!". Los que me habían preparado la broma se quedaron alelados.

Vino el Secretario de Cámara a decirme: "Los Señores Ministros preguntan, dónde es la recepción". Fulmíneo contesté: "En ninguna parte". Me bajé a la portería a sacarme el disfraz. Con mi traje de calle, rodeado de amigos, abandoné el vetusto caserón colonial,…. Al cruzar por la Plaza 25 de Mayo, me aproximé a la oficina de Telégrafos e hice a mi padre el siguiente despacho:

"Acabo de prestar juramento de abogado tras brillante examen."

El telegrama llegó a Macha. Mi padre se hizo leer con alguien y se emborrachó de felicidad, alcohol y lágrimas...”[2]

En Sucre,  estudiante de Derecho, al mismo tiempo se desempeña también como Profesor de Filosofía del Colegio Nacional Junín; Director del Periódico “El Tribuno” (órgano del Partido Republicano), dirigente universitario y Secretario de Cultura de la Federación Obrera.

Las clases de Filosofía que impartía en el colegio Junín “...eran batallas ideológicas... que saltaron a la tribuna pública de las plazas y calles”... enfervorizando a la juventud y a la masa de obreros; estas actividades revolucionarias, por  lógica tenían sus consecuencias, el Fiscal General de la Nación dispuso su encarcelamiento, en el afán de acallar su voz.

“…los alumnos del Colegio Junín, cuando les tocaba Filosofía, en masa se trasladaban a la cárcel; irrumpían y llenaban mi celda; y, pues, allí pasábamos las clases. El jefe del Distrito Escolar  y el Director del Colegio Junín, para poner coto al escándalo, obtuvieron del Juez del Crimen, que yo con doble escolta armada me trasladase al establecimiento, esto es, al Colegio a dar mis clases. Mi escolta tornaba al recinto carcelario de noche largando tiros, y con vivas al comunismo y a mi persona. Ante este “doble escándalo” el Fiscal y el Juez, “por orden del Gobierno”, dispusieron mi “libertad provisional”. El Director de la Normal, Vicente Donoso Torres, fue mi garante... A los pocos días llegó de La Paz orden de mi destitución...”[3]

 Considerado el “mejor orador marxista”, fue designado como uno de los participantes para el “Miting del 1º de Mayo” de 1932.  Era el tiempo en que se anunciaba el estallido de la Guerra del Chaco; y  en la Plaza 25 de Mayo de Sucre, pronunció un discurso pacifista.

Después del Discurso, lo apresaron y estuvo en la cárcel, durante un mes, sometido a toda clase de torturas, al extremo de cortarle la lengua. Las masas obreras y estudiantiles, ante su ausencia sorpresiva, comenzaron a inquietarse e indagar dónde se hallaba.... El Jefe de Policía, temiendo cualquier movimiento de masas soliviantadas, le hizo firmar a Reinaga una “Carta Confesión”, donde escribía “cosas infames contra él mismo” y que se quitaba la vida por propia voluntad. Lo pusieron en libertad, bajo amenaza de matarle, si avisaba lo que habían hecho con él.

Gracias a la poderosa voluntad que poseía, recuperó el habla. Pero la pluma y el verbo de Reinaga, eran incendiarios, “encendedor de conciencias, despertador de ingenios”  como dice  Mata, la sociedad rosco gamonal, echó mano a todo para acallar y anular a este “indio alzado”.

Acusado por sus enemigos políticos, por la prensa “rosco-gamonal,  por la Iglesia, la Policía, etc., que pedían la pena Capital para el “indio comunista”, enfrentó  durante siete largos años un juicio, hasta que en 1943, la Corte Superior del Distrito de Potosí, dictó el Auto de Vista, declarando “inocente a Fausto Reinaga”.

MITAYOS Y  YANACONAS (1940)

En medio de todas las  vicisitudes: calumnias, persecuciones, apresamientos, matrimonio, divorcio, juicios, etc., sale a Luz  “Mitayos y Yanaconas”, que fue su Tesis de Grado en la Universidad; esta primera obra mereció el Primer Premio Municipal de  Oruro en 1940. Es un estudio sobre la  sociedad del Tawantinsuyu, desde su posición de  marxista.  Carlos Medinaceli y Wálter Dalence, críticos destacados en esa época, al leer el libro opinaron que su autor era un serio investigador y un talento digno de consideración y respeto.

Diputado en el régimen de Villarroel, participa en el primer Congreso Indigenal; y tiene la “audacia de presentar” el “Proyecto de Ley de Revolución Agraria” (no Reforma Agraria) de auténtico cuño revolucionario” a la H. Convención Nacional (1944).

Al finalizar sus labores la Convención Nacional de 1945, mediante Resolución expresa dispone su viaje a México, a estudiar el problema agrario. Representa al Gobierno de Villarroel en dos congresos Internacionales en la capital azteca: en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Conferencia Americana de Maestros (CAM), donde defendió el régimen de Villarroel del ataque duro de la delegación chilena. También defendió a la delegación argentina de la  arremetida de la delegación mexicana contra Perón.

Después del “colgamiento” de Gualberto Villarroel, Reinaga  va camino del exilio. Vive año y medio en la ciudad de Buenos Aires,  comparte  con gente del MNR; palpa la miseria humana de los “movis”, sobre todo de su “Jefe”; esto le motiva a escribir su segundo libro.

 VÍCTOR PAZ ESTENSSORO (1949)

 En esta obra señala los errores que el MNR cometía al no contar con un programa, y llama a Paz Estensoro traidor; que más tarde, le traería sendos problemas, porque después de la Revolución del 52,  su libertad no es plena.

En Buenos Aires, durante su exilio, se contacta con círculos de intelectuales; gracias a Carlos R.  Desmarás  con quien amistó en México,  llega a tener amistad con Perón, quien sabedor de la defensa que hizo Reinaga de su gobierno, lo protege, dándole un trabajo bien remunerado como Asesor Legal de una transnacional intervenida, por ello no pasa penurias y además puede ayudar a muchos compañeros, igual que él exilados. Mientras tanto, allá en Macha, su pueblo,  sus enemigos políticos, queman  la choza de su padre y destrozan sus sembradíos;  su padre fallece, Reinaga pide volver a Bolivia, le niegan la visa, y regresa clandestinamente. Al llegar al aeropuerto lo capturan y lo mandan  a Coati (en esa época la Isla del Sol, era el cautiverio de los presos políticos). Después de seis meses de sobrellevar la prisión, en medio de amenazas contra su integridad, escapa de Coati;  sólo llega hasta Copacabana donde es apresado nuevamente y trasladado a la policía de La Paz.

Huye de la policía; ubica un terrenito en la punta del cerro de Killi-Killi (hoy Villa Pabón), con los pocos pesos que le quedan compra el terreno y hace su choza, pisa barro para el adobe, y levanta dos cuartos con ayuda de un indio albañil.

Revolución del 9 De Abril, 1952

Con la juventud de Villa Pabón, arma un pequeño ejército y lucha “...sin escatimar sacrificio los días 9, 10,11....hasta el triunfo de la libertad del pueblo....” es la Revolución de abril de 1952.  Paz Estenssoro asume la Presidencia de Bolivia, y Fausto es perseguido con saña, no se le perdona  que haya escrito contra el “Jefe”. Lo toman preso y es obligado a firmar la confesión “Me he equivocado”, para dejarlo en libertad.

Los indios que llenan su choza de Killi.Killi, y que oyen de su voz verdades que les convulsiona las venas y les abre la mente como centellas de fuego, es la fuerza que le impulsa a seguir en su lucha, a pesar de vivir a salto de mata.

Marxista acérrimo, la revolución mantiene en ebullición su ser íntegro, y tiene necesidad de escribir sus ideas. Publica “La Voz del Indio” y “Rumbo Sindical”, periódicos y,  la revista ABRIL, bajo la dirección de un nombre prestado.

 NACIONALISMO BOLIVIANO (1952)

Se ve obligado a usar  el pseudónimo Ruy Ripac,  para publicar  su tercera obra que fue todo un Programa político para esos momentos.

TIERRA Y LIBERTAD (1953)

 El Primer Congreso Boliviano de Sociología llama a un Concurso  de “Artículos breves”, con promesa de publicar a los que resultasen premiados.

“...había que sujetarse a una extensión de 10 Páginas. No tuve más remedio que mutilar el trabajo, y presentar apenas una parte, la última bajo el título: REVOLUCION; NO REFORMA AGRARIA. Otro estudio sociológico, sobre la propiedad e impropiedad del término INDIO, referente al vocablo CAMPESINO, presenté con el epígrafe: MINISTERIO DE INDIOS, NO MINISTERIO DE ASUNTOS CAMPESINOS...”

Ambos trabajos, partes de  “Tierra y Libertad” fueron premiados. Tres años que manejaba esta obra, sin poder editarla, por eso presentó dos capítulos de la misma al Concurso, y por fin en 1953 pudo salir a luz.

BELZU (1953)

Después de la firma de la Reforma Agraria en Ucureña, a donde asistió emocionado,  encuentra que su libro “Belzu”, ganó el Primer Premio Municipal de La Paz, (1953). En este libro, resalta su pasión por Belzu,

“por haber movilizado a las masas urbanas y campesinas, con elevada conciencia revolucionaria y sentido de clase, y haberlas enfrentado a la casta de terratenientes gamonales de su tiempo... viene a ser el más auténtico PRECURSOR  de la Revolución Nacional de nuestros días....”

BELZU, es un alegato apasionado justo y valioso en pro del indio, de ayer y de hoy, y este género de libros son siempre un gran aporte, en modo especial para la Revolución Boliviana, pues Reinaga le señala al indio y al proletariado al gran precursor de sus luchas de hace un siglo”[4].

Más tarde, Fausto dice:BELZU, escrito  a gusto y sabor del momento político.... y el MNR encuentra en este libro su mayor fuerza ideológica...”

Trabaja en la Comisión de la Reforma Agraria; asesora a José Rojas (dirigente campesino)... Y llega el gran día: 2 de agosto de 1953. En Ucureña, con lágrimas en los ojos, con el alma rebosante de emoción, escucha la lectura del Decreto Supremo.

FRANZ TAMAYO Y LA REVOLUCION BOLIVIANA (1956)

Es una crítica desmenuzada al “hombre cumbre” de Bolivia. Analiza al hombre poeta y al hombre revolucionario. Franz Tamayo, fue Presidente del Congreso Constituyente de 1944, Fausto lo vio actuar, lo vio reír y lo vio llorar. Acusa a Tamayo de que siendo indio se

“hubiera abrazado grotescamente a los intereses gamonales... y vivido a horcajadas sobre el lomo del indio hecho “pongo” y “mit’ani”... y empeñado en llevar agua al molino de la  contrarrevolución...”[5]

REVOLUCION CULTURA Y CRITICA (1957)

La salida a luz de “BELZU”, exacerbó los círculos literarios de La Paz especialmente; y Monseñor Juan Quirós, director de la Hoja Literaria de LA  NACIÓN, “se lanzó con encono concentrado, acaso lujurioso, contra el libro y su autor (enero, 24 y 31 de 1954)...” En la Revista ABRIL de mayo-junio, Reinaga defiende su obra; Quirós le replica en la Hoja Literaria de 30 de mayo...

Reinaga, publica en “Revolución Cultura y Crítica” la polémica con el monseñor Quirós, sobre “Belzu”; y también va insertada como Apéndice de “Franz Tamayo y la Revolución Boliviana”.

SU VISITA A EUROPA Y A LA URSS (1957)

En 1957, por una publicación se entera de la Convocatoria al IV Congreso de la Federación Sindical Mundial  que debía realizarse del 4 al 15 de octubre de 1957, en la República Democrática Alemana, Leipzig.  La fiebre por viajar se apoderó de Reinaga, el pasaje costaba 600 $us. en barco, (tercera clase) y tren de segunda Hamburgo-Leipzig.

Había el antecedente de que:

“cuatro años atrás un grupo boliviano fue al III Congreso de la Federación Sindical Mundial... el Presidente de Bolivia erogó el pasaje y los viáticos de dicha gente... Esta experiencia me sirvió de acicate para hacer cosas imposibles... Pedí a Hernán Siles Zuazo (presidente de la República), hacerme pagar con la Caja Nacional de Seguridad Social por la venta de 1.250 ejemplares de mi libro “Franz Tamayo...” Siles me dijo que la Caja no podía todavía pagarme.

-       La única posibilidad de procurarme el pasaje es la venta de mis libros. – le dije

-       Le daré para el pasaje de ida; y si no puede volver le haré repatriar”- me respondió”

Para completar a lo que le ofreció Siles Zuazo, dio en Contrato anticrético su “chocita de Killi-Killi”, y las organizaciones de los mineros y campesinos, emocionados por el evento... y con la decisión de saludar en su 40 aniversario a la Revolución Rusa, le hicieron llegar credenciales... Pero, sólo llegó hasta Buenos Aires,  lamentablemente por un error de la Exprinter que se había equivocado en el cobro,  y se necesitaba reintegrar... hasta que pasen un cable a La Paz  y  esperar la respuesta... el barco partió... la frustración  y la decepción  fueron un duro golpe para Reinaga; recogió el valor de su pasaje y se  quedó a vivir en la ciudad argentina. Se encontró con los amigos intelectuales de su época de exilio;  estuvo con estudiantes, grupos de intelectuales y políticos, dictando conferencias sobre la Revolución Boliviana, y asistiendo a tertulias... Estos intelectuales y políticos, enterados del viaje frustrado de Fausto,  recolectaron el dinero suficiente para comprar el pasaje en el Transatlántico Comte Biancamano, y.... llegó a Leipzig...

El día 4 de octubre de 1957, se inaugura el IV Congreso de la Federación Sindical Mundial y el 5 de octubre le tocó a Reinaga ocupar la tribuna con el tema La Revolución Boliviana. Este discurso,  provoca el entusiasmo y el interés de la concurrencia que con un cerrado aplauso le premia. Los corresponsales y reporteros le solicitan una copia, entre estos reporteros estaban de la Revista OGONYOK de Rusia, que le invitaron a escribir su opinión sobre la Revolución Rusa y sobre Lenin.

 “Empleé 20 minutos en el artículo; y diez minutos al amanecer al releerlo y pulirlo”....

El SENTIMIENTO MESIANICO DEL PUEBLO RUSO (1960)

Luego, recibe la invitación para visitar la URSS, en el 40 Aniversario de la Revolución Rusa.  En Rusia visita lugares fuera del circuito turístico y palpa la realidad del pueblo ruso y ve la otra cara del socialismo que tanto admiró;  siente que su “ideal revolucionario” se resquebraja.

Después de visitar a fondo la URSS,  le recorre un estremecimiento de duda, al sospechar que la doctrina de Lenin, de Marx, de Engels, la doctrina del Comunismo, no es el camino para salvar ni liberar a su pueblo; sin embargo como este sentimiento todavía no es lúcida conciencia, como que no termina de admitir; escribe “El sentimiento mesiánico del pueblo ruso”  “que es un hosanna a la “Santa Madre Rusia”.

Con este trabajo se cierra su pasión por el socialismo, por el marxismo. Claro que desde MITAYOS Y YANACONAS a EL SENTIMIENTO MESIANICO DEL PUEBLO RUSO, lo indio no deja de asomar. Hasta aquí sus obras han sido escritas bajo la óptica marxista, es cierto que con tintes indios, que brotan como chispazos de su conciencia, de su ser indio.

ESPAÑA (1960)

Al volver de Rusia, visita España y hace una pequeña radiografía de la España de Francisco Franco:

 “...He visto a hombres,  mujeres y niños morir de hambre en las plazas y las calles, en los suburbios de las chabolas... En España, la justicia social es una utopía...”.

También va como Apéndice de “El Sentimiento Mesiánico del Pueblo Ruso”.

ALCIDES ARGUEDAS (1960)

 Es un ensayo sobre  el “más fecundo y famoso escritor” de la oligarquía rosco-feudal.

“ El presente ensayo viene a ser una denuncia y una acusación a la vez del astigmatismo, mejor, de la escuela del fraude y la falsía; al mismo tiempo que la reivindicación del derecho de hablar la verdad; la verdad sobre la vida y el destino  del pueblo boliviano... Alcides Arguedas es el fruto más sazonado de la intelligentsia feudal burguesa. Su obra es el testimonio del grado que ha alcanzado la colonización  de los cerebros bolivianos...ajenos y lejos de la realidad vital, de la substancia india; que palpita en la carne y el alma, en la sangre y la conciencia de la Nación kolla...”

“CRISIS DE CONCIENCIA”

A su vuelta de la URSS  asiste a un Congreso Comunista en Montevideo, Uruguay, ahí la Policía lo toma preso, y le incautan todos los ejemplares de “El Sentimiento Mesiánico.........” y  ninguno de los comunistas asistentes al Congreso levanta un dedo a favor de él; tuvo que acudir a la Embajada de Bolivia en Montevideo, para que  lo repatríe.

Conoce a Eugen Relgis, intelectual rumano, que vive años en Montevideo;  mantienen una exquisita amistad, e intercambia cartas extensas con Relgis. Todavía a Fausto la doctrina marxista no le abandona, y lee con ahínco a Romain Rolland, intelectual francés comunista, el “espíritu pacifista” que clamaba: “¡Por la Revolución, a La Paz!”.

A su retorno del Uruguay, recrudece su “crisis de conciencia”, que ya se manifestaba antes de partir a Europa. En busca de sosiego a “su crisis”, hace un viaje a Machu Picchu, donde como una especie de “Revelación” surge con toda impetuosidad su ancestro; escribe un artículo: “El Cuzco que he sentido”.

“Fue entonces que los dioses de mi raza, pusieron en mi corazón el deseo y en mi cerebro la idea de un peregrinaje. Porque Cuzco y Machupicchu son la antítesis antónima de Occidente. Cuzco y Machupicchu, era para mí lo que Delfos para Sócrates...”.

Lee, lee mucho y se documenta, pasa días enteros en el cerro de Killi-Killi, (donde ahora está el Cuartel “Colorados”) en los “Cinco Dedos”, el Polvorín, junto a las indiecitas que pastan sus ovejas; ahí lo encuentran dos aymaras que llevaban en la mano “Tierra y Libertad”; profundiza con ellos en el “problema del indio”; uno de estos aymaras era Raymundo Tambo, que más tarde llega a ser el Vicepresidente del Partido que se funda:  el PIAK, (Partido de Indios Aymaras y Keswas), el 15 de noviembre de 1962, el Acta de Fundación se  firma en Peñas, cada indio asistente, poseído de misticismo y decisión rubrica con su sangre el Acta. Más tarde el PIAK, por Resolución de un Congreso se convertiría en el Partido Indio de Bolivia (PIB).

 Trabaja organizando el Partido. Escribe profusamente manifiestos, proclamas y  el Programa; realiza Foros, y sobre todo salen de su pluma los libros con los que inicia su camino al indianismo.

Su pluma, que comenzó siendo comunista marxista fervoroso con tintes de indio, se transforma en la pluma furibunda que castiga sin piedad a los intelectuales  de Bolivia y de América, que usaron al indio para su literatura; los indigenistas tenían una riquísima veta de inspiración en el indio para su poesía, su teatro, sus ensayos, su arte en general, ganando premios nacionales e internacionales... Pero ciegos y sordos a la realidad, imbuidos de un racismo recalcitrante y un odio de “fiera blanca”.

EL INDIO Y EL CHOLAJE BOLIVIANO–Proceso a Fernando Diez de Medina (1964)

Después de fundar el PIAK y trabajar manifiestos, proclamas y Programa, cree necesario hacer la crítica a la sociedad que tenía sometida al indio, para ello toma al personaje  más descollante de esa época, al genuino representante del cholaje, un indigenista político y estadista; Diez de Medina conocido en su círculo como “Pachakuti”, que Fausto no perdona,  no sólo lo critica sino que barre el suelo con la dignidad del intelectual del cholaje.

Con este libro inicia su ruta hacia el indianismo.

 “Desde aquí, paso a paso y de libro a libro fue creando una ideología y una filosofía del Indianismo”.

LA INTELLIGENTSIA DEL CHOLAJE BOLIVIANO (1967)

El siguiente libro, es un mazazo en la cabeza de la intelectualidad nacional, destruye paso a paso y centímetro a centímetro la personalidad de cada intelectual; quizá guardando todavía respeto por algunos personajes.

EL INDIO Y LOS ESCRITORES DE AMÉRICA (1968)

Parecido al anterior en su crítica pero esta vez a la “intelectualidad latinoamericana”... De Argentina a México, la élite del pensamiento y la política, tanto del siglo XIX como del siglo XX, ha sido sentada en el banquillo del acusado. En Bolivia, son acusados y sentenciados Tamayo y Bolívar…

“es una obra llena de erudición. Junto a la palabra vigorosa, luce el concepto claro y lógico; y junto a la percepción nítida está el análisis histórico con prueba perentoria. Libre de toda anfibología y nebulosa adjetival plantea científicamente el problema de la Revolución India”.

Tanta y tal es la fuerza que contiene, que “El indio y los escritores de América” respecto a “La Revolución India”, no es sino el relámpago que precede a la tempestad…”

Lleva un Apéndice con un estudio sobre Occidente, toma el testimonio de las más grandes plumas de Europa: Spengler, Toynbee, Rolland, Sartre; y Tagore, de Asia; que vaticinan el próximo fin de la civilización blanca.

La tesis de Frantz Fanon, presentada en el Primer Congreso de Escritores y Artistas Negros de París (septiembre de 1965); Tésis en que acusa la tenaz vigencia del racismo de la “fiera blanca” de Occidente es incluida.

 Si bien es cierto que la “muralla del silencio”, cerrada herméticamente por la “intelligentsia”, y por los que detentaban el Poder asfixiaba; la gente de base, las masas indias y obreras miraban con simpatía a Reinaga. Los obreros, no eran sino indios urbanos, con anhelos de liberación como los propios indios del campo; y es así que la directiva del Sindicato de Trabajadores Gráficos, en un Ampliado recibió el mandato de sus bases de publicar esta obra.

Y la editaron, y nada menos que en el mismo seno de los curas: en la Imprenta “Don Bosco”, salió la preciosa edición. Fausto Reinaga, pone en primera página su agradecimiento…

LA REVOLUCION INDIA (1970)

Es su obra fundamental, es la Biblia del indio, pone sobre el tapete la podredumbre del Estado Boliviano, y escribe la historia inédita del indio, esta obra ha sido la que más ha penetrado en el ser del indio. El indio, que de su estado de hinojos ante su amo, se pone de pie y con la mente puesta en su liberación empieza a caminar de dos pies, cojeando todavía tal vez, pero ya anda... es más, esta obra ha sido leída a nivel continental, México, Guatemala, Perú, Argentina,... los negros de EE.UU., los Panteras Negras, etc., han fortalecido sus ideales  de  liberación. Las páginas incandescentes de este libro, han sido el alimento que ha nutrido el cerebro y el corazón de los que hoy claman por una Revolución India. Una Revolución que cambie totalmente esta sociedad caduca, estructurada al gusto y sabor de la cultura occidental.

Esta obra “cumbre” de Reinaga, a la fecha ya se encuentra en su quinta edición; aparte de las diversas ediciones “piratas” que circulan en todos los rincones…

MANIFIESTO DEL PARTIDO INDIO DE BOLIVIA (1970)

Es todo un documento de guerra, “cargada de dinamita y poderío”, es la voz de un pueblo sojuzgado por siglos, que sin embargo jamás dejó de pelear “ni jamás reconoció la derrota; porque no hubo derrota: hubo retirada”… Todas las razas del mundo oprimidas tienen en este manojo de rayos centelleantes, la fuerza para su liberación. Es la primera vez que se grita a los cuatro vientos: “PODE INDIO”. Se incluye en  “La Revolución India”, y también se publica en volumen aparte aumentado y corregido, es un resumen de la obra fundamental.  Ambas obras son hondazo ígneo y un llamado místico a la Revolución.

TESIS INDIA (1971)

Es la Tesis del Partido Indio de Bolivia (PIB), que se presenta al VI Congreso de la Confederación Nacional de Campesinos de Bolivia (CNCB), realizado en Potosí el 2 de agosto de 1971.

 Bolivia vivía la efervescencia del socialismo. Después de la muerte del Che en la selva boliviana (1967), la juventud de esa época se desbordó en su pasión por el marxismo y por el legendario guerrillero argentino-cubano; al Che lo convirtió en Dios.

 En esa euforia de pasiones, que dominaba el 6º Congreso indio de Potosí, Fausto Reinaga fustiga con vehemencia al comunismo criollo y se enfrenta a los izquierdistas y a la camarilla de los trotskistas; imponiéndose la Tesis India; el nuevo Secretario Ejecutivo nombrado fue Genaro Flores (militante del PIB en ese tiempo).

“TESIS INDIA”, tuvo la virtud de conmover a las FF.AA. del régimen de Torres, a tal punto que  adopta como su Tesis para el Congreso. Fausto Reinaga asiste con el libro bajo el brazo al 6º Congreso de Potosí, y se enfrenta a la COB, a los universitarios y a los demás sindicalistas “comunistas”, “trotskistas”;  el triunfo fue rotundo..., los jóvenes militantes del PIB, asistentes al Congreso, eufóricos abandonan Potosí, para desfilar el 6 de Agosto (día de la Fundación de Bolivia), haciendo flamear las Wiphalas en profusión, entran por la Plaza Murillo gritando “¡Gloria a Tupaj Katari! ¡Viva la Revolución India! ¡Mueran los q’aras!”

Esta irrupción del indio en la Plaza Murillo, despertó el terror del mestizo y del blanco de la ciudad, a su mente acudió el recuerdo de Ayo-Ayo y Mohoza, sucesos sangrientos donde el indio desbordó su odio racial en 1899; ¿cómo permitir que el indio llegue al Poder? Ni locos. Dieron luz verde al golpe de Banzer... y éste se produjo el 21 de agosto de ese año.

La represión cae con saña y crueldad: la plana mayor del Partido Indio de Bolivia, es descabezada... Fausto y su familia apresados, le quitan su biblioteca, arrasan su casa. Fausto, junto a sus libros,  es encerrado en el sótano del Ministerio del Interior; en su casa se incautan de todo cuanto tenía; se llevan libros de la Biblioteca para venderlos en el Mercado negro; libros que creían que no tenía valor comercial,  junto a otros papeles fueron quemados,  haciendo fogatas.

AMERICA INDIA Y OCCIDENTE (1974)

Una parte de la edición de esta obra también lleva el título de “Poder Indio y Occidente”. La historia de este libro es sui generis. Los originales se salvaron de la represión, por designios misteriosos, los esbirros de Bánzer, en su afán de buscar armas, botaban al suelo cuanto encontraban.... y,  los originales fueron pisados, junto a otros textos, como papeles sin importancia, los canallas ni cuenta se dieron... En plena dictadura pudimos editar el libro que mereció un mejor sino que sus hermanos: se tradujo al francés y al alemán: “L’Amerique Indienne et L’Occident” (1974) y “America India und das Abendland” (1980), respectivamente.

“De los 20 libro publicados AMERICA INDIA Y OCCIDENTE (que ha sido traducido al francés y al alemán) es el que trata más profundamente del proceso histórico occidental. En él, Reinaga traza, para algunos radicalmente, un perfil de la forma de pensar y de vivir occidentales. Ataca sus ideas socio-político-económicas, denuncia a la Iglesia como autora de las masacres de grandes civilizaciones y pulveriza las aberraciones de los más grandes pensadores europeos...”

A partir de  aquí, el pensamiento de  Reinaga va evolucionando, ya asoma la construcción de la filosofía amaútica.

La lectura de “América India y Occidente” por el europeo genera la creación de la Comunidad India Mundial, y en 1978 se realiza el Congreso con la  presencia de alemanes, franceses y bolivianos. La gente que se empeñó en la traducción del libro, bolivianos y europeos, llevan a cabo el Congreso en Aranjuez y en Killi-Killi; es una semana de euforia y de sueños. Se firman documentos para la creación de la Universidad India Amaútica. Los gringos se comprometen a financiar la infraestructura de la Universidad y dotar de una imprenta.

AMAUTA 1 (1979)

La revista “Amauta” (Órgano de la Comunidad India Mundial (CIM), relata el momento culminante de la presentación de “América India y Occidente”  en francés al público europeo:

“París, 28 de enero, 1979.

 Querido Don Fausto:

Estamos ebrios de placer intelectual los gringos-indios de esta tierra. La salida de “L’Amerique Indienne et l’ccident” ha sido tan grande para la juventud, la gente común y los cerebros ilustrados, es decir la “intelligentsia”; que no hay todavía como describir y analizar; puesto que  la intensidad de la emoción de cuatro días de Indianidad, de respirar Indianidad, aun no se ha apagado...  soberbias exposiciones de la filosofía cósmica y del mundo Amautico, demostrando con severidad científica, que la humanidad no dispone de otro medio de salvación que la doctrina indianista.

Ahora, al fin podemos decir, que el indianismo por nuestra propia lengua ha penetrado al espíritu del pueblo francés...”

LA RAZON Y EL INDIO (1978)

  Es una crítica dura, muy dura a los filósofos de Europa, los va desvistiendo sin dejar un pliegue de intimidad ni en su vida privada ni en su pensamiento. No en el afán de escarbar morbosamente la vida de estos señores para el mero chisme, sino para demostrar, cuán pequeños y miserables eran para ser los paradigmas de la humanidad; desde esa miseria humana siguieron el sendero trazado por la filosofía de occidente, sin cambiar un ápice.

EL PENSAMIENTO AMAUTICO (1978)

Este libro al principio fue un capítulo de “LA RAZON Y EL INDIO”, por circunstancias económicas y otras, fue truncado; cuando conseguimos el dinero para publicar, ya se había convertido en otro tomo. Incluye algo de su biografía, quizá con el ánimo de hacer analogía con los hombres sabios de occidente, y demostrar a su raza, que él  se irguió desde su condición de bestia esclava; y enrostraba a Occidente su crimen.

 INDIANIDAD (1978)

Sale a Luz después del Congreso de la Comunidad India Mundial, donde Reinaga sostiene que el indio debe sacar de su cerebro a Cristo y a Marx para ser libre. No les gustó a los gringos especialmente,  al fin y al cabo cristianos, se enojan y rompen todo convenio...Y,... aquí, donde el boliviano mestizo tiene arraigado muy hondo el cristianismo y el marxismo, boicotearon; el dueño de la imprenta, cuando la obra  ya se estaba imprimiendo paró las máquinas,  fundió todo el plomo, y muy suelto de cuerpo nos dijo, que no era posible editar ese libro, porque.... pues, no se había pagado todo;  con la complicidad de los obreros recogimos algunos ejemplares que lograron imprimir y  en forma clandestina se puso la tapa. Esa  es la razón para que esta obra no sea muy conocida.

¿QUÉ HACER? (1980)

Que también lleva los títulos de “¿Cómo Viviremos?” y “Reinaguismo”.  Este libro fue escrito para el Congreso que se realiza en 1980 en Ollantaytambo, donde se crea el Consejo Indio de Sud América (CISA). Se manda el libro, pero es silenciado, no se presenta ningún ejemplar en el Congreso.

Claro que tenía que ser silenciado, porque es un ataque duro, durísimo a todos los dirigentes “campesinos marxoides”, y enfatiza mucho más que en INDIANIDAD, “sacar a Cristo y a Marx de la cabeza de los hombres”, y  poner otro pensamiento en la cabeza del indio. De ninguna manera podía aparecer el libro, máxime si los organizadores eran marxistas financiados por el Consejo Mundial de Iglesias…

Fausto Reinaga, como visionario intuyó la podredumbre que iba a generarse en el C.I.S.A. y tuvo razón. La historia lo confirma.

Mientras tanto, habían proliferado los “movimientos indios”, “movimientos kataristas”, “movimientos campesinos”; sus “dirigentes” con un apetito desmedido por los dólares, se habían corrompido y la raza seguía en su ignorancia y su esclavitud.

Aquí merece la pena hacer una aclaración. ¿Por qué Fausto Reinaga, hasta aquí había exaltado los valores del indio, y de pronto le dice “puerco cristiano marxista”?

Fustiga con fuerza a los “dirigentes campesinistas”, “indigenistas”, “kataristas”, habla con la verdad desnuda de la podredumbre en que caen éstos, los condena. Habla del indio, de aquel indio  que había perdido todo, todo, hasta el recuerdo de su cultura, de su religión, de su sufrimiento mismo, por obra y gracia  de occidente, que lo había denigrado tanto, tanto que se encontraba en la condición de bestia esclava, no solo con la ayuda del mestizo “indefinido”, sino de sus mismos “dirigentes”. Una rabia de impotencia y pena, le roía el alma, y cómo no iba a tener rabia y amargura, si para la prueba tenemos el ejemplo del Bloqueo Nacional de Caminos de 1979, donde el indio aisló por completo a Bolivia del resto del mundo, por qué no llegó al gobierno? Los “dirigentes campesinos” traicionaron a la masa india.

“¿Qué Hacer?”,  es para leerlo desapasionadamente, porque Fausto, otra vez se ve frente al indio que vive inmerso en el sistema occidental, sin ninguna esperanza de poderse levantar y  ser el constructor de su presente y su futuro. Y una prueba para demostrar que Fausto Reinaga, en esencia y alma, seguía convencido de la grandeza del indio, acompaña el libro una petición al Congreso:

“Mensaje al Congreso Indio de Cuzco-Perú

Señor Presidente del Primer Encuentro de los Movimientos Indios del Cono Sur:

Pongo en vuestras manos el libro “¿Qué Hacer?”, expresamente escrito para este acontecimiento.

En consecuencia, pido al Congreso: CONSTITUIR UN TRIBUNAL que pronuncie la sentencia pertinente.

Con todo mi respeto.

(Fdo.) Fausto Reinaga

                                   La Paz, Kollasuyu-Bolivia, 22 de febrero de 1980”

EL HOMBRE (1981)

Es  un estudio crítico de los filósofos desde Sócrates a Sartre, acusándolos de haber creado el mundo de asesinos; estos filósofos “han desgajado, han separado al hombre de su tronco, de su carne y hueso, de su ser vital, de su madre: la Naturaleza. Han hecho del hombre el peor enemigo del hombre y de la naturaleza”. Y hace un paralelo del pensamiento socrático y el pensamiento amautico. E insta a los hombres del mundo a crear la Comunidad Amaútica Mundial.

 LA REVOLUCION AMAUTICA (1981)

En los años 80 dominaba a la Humanidad un terror de que cualquier momento podía ser oprimido el famoso “botón rojo” por cualquiera de las potencias en pugna permanente por dominar el mundo; EE.UU., la entonces URSS, e inclusive la China comunista podían  activar  y desatar la Guerra Nuclear, que mataría toda forma de vida, convirtiendo a la Tierra en un planeta muerto. Hiroshima y Nagasaki era la prueba viviente de la ferocidad de la cultura socrática.

Reinaga, enfatiza: “el desafío no es quien tiene el arma bélica más poderosa, capaz de desaparecer en segundos cualquier forma de vida y convertir el planeta en cenizas, sino quien tiene, quien  crea el pensamiento capaz de salvar a esta Humanidad…”  y nos plantea: “la  única Revolución verdadera, es la creación de un pensamiento que sea la fuerza, la luz, la conciencia que cambie de actitud del hombre en la Tierra”.

Con referencia a Sud América propone  “borrar las fronteras entre Bolivia y Brasil, entre Bolivia y Chile, entre Bolivia y Perú, entre Bolivia y Paraguay; y construir los “Estados Unidos de Sud América”, con pensamiento, ideología y teoría amaútica, y esta unión sería la piedra fundamental de la Comunidad Amaútica Mundial.

BOLIVIA Y LA REVOLUCIÓN DE LAS FUERZAS ARMADAS (1981)

 Este libro fue escrito en plena dictadura de Luis García Mesa.

El indio fue y es el enfitéutico permanente de la vida política de este país; desde esta perspectiva, la situación del indio se mantenía como la gleba servil de gobiernos constitucionales o gobiernos militares, dictatoriales o democráticos; en cualquier sistema el indio era y es utilizado. Por eso, Fausto, buscaba en forma vehemente un espacio para difundir su pensamiento y proponer su proyecto político; en ese instante tenía la simpatía de la oficialidad joven de las Fuerzas Armadas,  que había tenido acceso casi en forma clandestina a algunos libros de él. Convencido de que su pensamiento, el pensamiento amautico debía imponerse y meterse en cualquier resquicio oportuno para salvar a Bolivia de la nefasta podredumbre que le corroía, dio un programa y una ideología a las Fuerzas Armadas que en ese momento gobernaba el país.

La tropa que llenaba los cuarteles eran indios que conformaban el 90% de la población total de Bolivia, y el propósito de Reinaga era que estos jóvenes militares tomaran conciencia de esta realidad. Sus detractores han hecho correr la frase falaz de que “Reinaga era asesor de García Mesa”; jamás Fausto Reinaga apoyó ni asesoró ninguna dictadura militar.

Estos dos libros: “¿Qué Hacer?” y “Bolivia y la Revolución de las Fuerzas Armadas son tomadas ahora por la intelectualidad  para denigrar a Reinaga, la calumnia, antes era a soto voce, ahora escriben artículos, libros, incluso dan pelos y señales de dónde van a adquirir estos libros... Estos libros salieron a  luz en 1980, hace más de 30 años. La pregunta es ¿por qué ahora recién sacan a flote estas “preocupaciones”? Ahora que en Bolivia el indio se ha puesto de pie, se codea con los “intelectuales” y ocupa algunos de sus espacios, (aunque no esté en el poder). Es sintomático, ¿no?

Si de verdad les interesa su Patria, su socialismo, no se pierdan en chismes de cocina, tomen la obra de Reinaga en su verdadera dimensión y estúdienlo, ahora ya no pueden poner “murallas” ni silenciar el pensamiento de Reinaga; los pueblos indios del Continente se han  puesto de pie, ya no podrán doblegarlos. No les queda sino meditar y limpiar sus mentes y sus corazones de todo lo foráneo y abrazarse a sus raíces…


 LA ERA DE EINSTEIN (1981)

 

Lleva también el título “Reinaguismo”.  Resalta que la humanidad no es la misma después de la Bomba Atómica que estalló en Hiroshima y Nagasaki. Es un “Testamento filosófico”, donde está expresado su pensamiento:

“La vida humana, como ha sido hasta aquí: odio y miedo; mentira y robo; esclavitud y asesinato; debe ser en adelante una vida de amor, verdad y libertad. El hombre debe ser “lo que es”: Cosmos. La conciencia del Cosmos. El hombre es Tierra que piensa…”

"Si la sociedad helénica" cesárea "cristiana, ha hecho un caos infernal, donde impera el crimen, el hambre, la esclavitud y el asesinato”... ahora en esta Era, la Era einsteniana, es la Era de la sociedad Amaútica que debe implantar en el alma y la carne de todos y cada uno de los hombres de la Tierra, el orden y la armonía del Cosmos...”

LA PODREDUMBRE CRIMINAL DEL PENSAMIENTO EUROPEO (1982).

 En esta obra hace un estudio minucioso del pensamiento occidental, sus filósofos, que parten desde el pensamiento greco-cristiano,  son acusados  de construir una sociedad criminal donde impera el egoísmo y la propiedad privada; donde el hombre es lobo del hombre (homohomini lupus).

“…Mentira, esclavitud y asesinato no salen de la Naturaleza. Porque la Naturaleza no miente, no esclaviza ni asesina.

La mentira, la esclavitud y el asesinato han salido del pensamiento greco-cristiano-europeo.”

“El pensamiento greco-cristiano, es decir, el pensamiento europeo  sale del Olimpo, Zeus pare a Minerva y Minerva pare a Sócrates. El pensamiento socrático, desde el siglo V antes de Cristo hasta nuestros días, es lo absoluto  en el cerebro de la humanidad... El pensamiento greco-cristiano-europeo se ha podrido. Su descomposición putrefacta no es innocua ni inofensiva. Es dañina y criminal. Ataca y destruye lo más sagrado que hay en el Cosmos: el hombre y la vida.”

Afirma que el pensamiento greco-cristiano-europeo ha dividido a la comunidad intelectual del mundo en dos partes: Metrópoli y Periferia. Centro luminoso y suburbio de basura... La Metrópoli es Europa , y Asia, África y América son la Periferia que reciben de la Metrópoli la cultura que les da, como eco, como sombra... Y el caos, el hambre y la guerra en que se debaten todos los pueblos y todos los hombres de la  Tierra son el efecto de la podredumbre del pensamiento europeo.

Y su apodíctica conclusión:

Mi obra es golpe mortal para la estupidez más estúpida de la intelectualidad metropolitana, que piensa y cree, que el genio es un don, un privilegio del blanco europeo.

El hecho es hecho: Un cerebro de la Periferia aplasta y aniquila a los genios de Europa;… y crea el pensamiento amaútico que salva al hombre y a la vida del planeta Tierra”.

SÓCRATES Y YO (1983)

 Al leer el título inmediatamente se ha dicho que “Fausto está loco”, “es un megalómano”.

Muy lejos de la verdad están los que se expresan de esa manera; Fausto no se compara con Sócrates, no.  Lo que Reinaga expresa con el título es: Sócrates, el padre de la Filosofía engendra a todos los filósofos del mundo; por tanto, es el responsable de la estupidez criminal del pensamiento de Europa. Y el Amauta es América, es el filósofo de todas las razas sometidas al pensamiento Europeo; es la Filosofía Amautica, liberadora de todas esas razas subyugadas…

 Y en la obra demuestra que el pensamiento indio, la Filosofía Amaútica es la salvadora de la humanidad.

Desmenuza con mucha más profundidad el pensamiento socrático, para que en conclusión afirme:   

“...Para Europa, yo no era más que un “homúnculo”, “un animal llamado indio”...cincuenta años íntegros puse mi cerebro, mi pluma, mi verbo, mi acción para alcanzar la liberación india... A pura dentellada, a pura garra, a puro golpe de puño he buscado la verdad y la libertad. Mi búsqueda ha sido una búsqueda dolorosa, desgarradora. Mi adhesión a Sócrates, mi unidad ontológica y entitativa con Sócrates, Descartes, Kant, Hegel y Marx; con el Cristo católico de Torquemada y Loyola, y con el Cristo apóstata y protestante de Lutero y Calvino, no me dieron ni verdad ni libertad... Hasta que descubrí el pensamiento amaútico...

Ya sin Cristo ni Marx en mi cerebro. Limpio de mancha y polvo me erguí. Y levanté la frente al espacio sideral del Universo... Y aquí vi a Sócrates. Aquí estaba Sócrates “castigando al hombre con escorpiones”, para que el hombre “mienta y mate”.

Y yo, luchando para poner luz en las tiniebla del cerebro de la Humanidad. Al imperativo socrático: “Miente y mata”.

Arrojo la réplica del imperativo amautico: ¡No mientas ni mates! ¡Sé la Verdad y la Vida!

He ahí el por qué del título que lleva esta obra: Sócrates y Yo.”

EUROPA PROSTITUTA ASESINA (1984)

 Siguiendo la secuencia de la anterior obra, esta vez desgrana el pensamiento socrático para estudiar adónde ha llevado a la humanidad con su filosofía, su religión y su revolución. Afirma que el Tercer Mundo, la intelligentsia del Tercer Mundo es copia y esclava de Europa... “y,  esta intelligentsia esclava,  esclaviza a la masa autóctona de Asia, África  y América... de tal suerte el mongol asiático, el negro africano y el indio americano es esclavo de esclavo”

“...El mongol, el negro y el indio esclavos de esclavos hozan, sudan y sollozan trabajando para la esclava intelligentsia del Tercer Mundo y para la intelligentsia esclavizadora de Europa... El mongol de Asia, el negro de África y el indio de América, estos esclavos de esclavos, para su salvación no tienen más que el pensamiento amautico... La intelectualidad del Tercer Mundo debe romper su yugo de esclavo, debe arrojar su infamante baldón y salvarse... Y el pensamiento amautico es la fuerza, el arma, ¡la única arma! Para salvarse. ¡Cambiar el mundo cambiando los cerebros!...”

            Hace un llamado a la intelectualidad del Tercer Mundo, le dice que debe romper su yugo de esclavo… Organizar un Congreso Mundial de los Intelectuales del Tercer Mundo,  que debe sujetarse al  Temario,  de cinco puntos. Y deben sepultar a Europa, y sobre su tumba edificar la Comunidad Amaútica Mundial, donde todos los pueblos y todas las razas de la Tierra, sin miedo ni odio “existan para la Verdad y la Vida!”

AMERICA 500 AÑOS DE ESCLAVITUD, HAMBRE Y MASACRE (1984)

 Es  una separata de la anterior obra,  un pequeño opúsculo de apenas 20 páginas “que no solo pone el dedo en la llaga, sino que clava en la conciencia, como imperativo categórico, lo que debe,  lo que se tiene que hacer, para salvar al hombre y a la vida del planeta Tierra”.

  Colón encuentra en el Nuevo Mundo:

“Una sociedad sin esclavitud, sin hambre, sin masacre... La organización social del Nuevo Mundo es obra de sus sabios... Estos sabios que se denominan Amautas,  son seres dotados de una genial inteligencia...Introducen en el cerebro de todos los hombres y de todas las mujeres los principios de su sabiduría. De modo que todos y cada uno de los miembros de la sociedad cumplen su función a plenitud... Colón y sus tripulantes quedan estupefactos, mudos y ciegos al contemplar a esta sociedad... Y lo primero que hace España, es decir Europa,  es decretar la pena capital contra el Amauta...”

CRIMEN (1986)

 Como su autor dice: “Es la síntesis de la Trilogía Amaútica:

 “La podredumbre criminal de pensamiento Europeo”, “Sócrates y Yo” y “Europa Prostituta Asesina”, debía haberse publicado en un volumen de 1000 páginas. Pero se tuvo que imprimir en sinópticos resúmenes... Aquí proclamo: el hombre no es obra del Olimpo; el Olimpo es mentira y asesinato. El hombre es tierra que piensa. Su pensamiento es verdad y vida... Con el imperativo amautico desaparecen la mentira y el asesinato... La sociedad Amaútica es el paraíso en toda la faz de la Tierra y el espacio cósmico del Sistema Solar.

Sin emolumentos, sin lujo ni placeres es hora de que los intelectuales del Planeta Tierra se reúnan en cualquier país o lugar, para resolver la suerte de la Humanidad. Es hora de organizar una Humanidad Amaútica para sustituir a la humanidad socrática”.

            En estos últimos  libros profundiza el estudio de la filosofía de occidente, para señalar que es la filosofía de la muerte, que lleva a la destrucción del planeta Tierra. Y exhorta a la Humanidad a cambiar de pensamiento, su filosofía de muerte, por la Filosofía Amaútica, que es la Filosofía de Vida.

Es un llamado, quizá desesperado, porque Reinaga vislumbra la destrucción del planeta Tierra, la Pachamama, a los gobernantes e intelectuales del mundo, a reunirse en un Congreso…

EL PENSAMIENTO INDIO (1991)

Es la última obra publicada, tiene un objetivo, puntualizar que el pensamiento indio nace de la ciencia; y el pensamiento europeo nace de la mitología griega. En realidad es un mensaje a la humanidad toda,  con la visión del que se adelanta a los hechos, vaticina que el pensamiento indio será el pensamiento que salve a la Humanidad de la catástrofe.

Y afirma que el pensamiento indio “brota de la cordillera de Los Andes, sale de las montañas nevadas…”

*   *    *

Este es un resumen sucinto de la vida y la obra de Fausto Reinaga. Vida y obra inseparables. Su vida, desde la cuna al sepulcro fue la de un HOMBRE que rompiendo las cadenas de su esclavitud, se irguió;  luchó y,  bramó a los cuatro vientos que el INDIO es un SER SUPERIOR, que creó la civilización del Tawantinsuyu milenario.

Fausto Reinaga, se estrelló con toda la pasión de su sangre india contra los filibusteros que vivían del trabajo del indio; y exaltó los valores morales del indio, y puso en alto relieve la cultura pisoteada e ignorada del indio pre americano.

Sus primeros libros, escritos con pasión marxista, y los libros de crítica e incluso las obras iniciales del indianismo, hace sonreír a la intelligentsia mestiza; y lo tolera y algunas veces publica  comentarios en la prensa; pero cuando esta Intelligentsia se percató y  comprendió que el “indio Reinaga” no  era uno más de esos indios que podía rendirse a los halagos de la fama,  la intelectualidad de Bolivia y de América empezó a cercarlo con la “Muralla del Silencio”. Un silencio confabulado “rodeó su obra”.

Padeció un sufrimiento supremo. Le cortaron la lengua para enmudecer su voz, le rompieron la espalda, le encerraron, lo persiguieron, lo confinaron, le torturaron; y cuando no consiguieron acallarlo ni someterlo, le cercaron con la “muralla del silencio”... Un “silencio de sepulcro” le rodeó hasta la hora de su muerte... Su pensamiento rompió esta “muralla” y llegó al indio, y llegó al mestizo... y llegó al europeo.

En la miseria y la enfermedad siguió produciendo, avanzando más y más allá en su incansable labor de darle una Filosofía a la Revolución India. Y en este afán, sus obras se fueron convirtiendo en propuestas universales, dando a la Humanidad un nuevo camino para salvarse de la catástrofe a la  que fue conducida por el pensamiento europeo.

Reinaga,  escribió en uno de sus libros: “Mi lucha tiene contornos de una lucha de Titán... Y moriré luchando por la libre expresión del pensamiento... Y, para que quiero yo la libre expresión de pensamiento? Para que los hombres de la Tierra escuchen Mi Mensaje, el Mensaje de la Epopeya de Los Andes...”

Y su Mensaje, el Mensaje del Amauta Fausto Reinaga, es:

“El Pensamiento indio nace de la Ciencia.

El pensamiento de Europa nace de la Mitología”

Y la Fuerza científica del Pensamiento Indio se expresa:

“El Hombres es Tierra que piensa”. Su pensamiento es Verdad y Vida”.

                               “El Pensamiento indio, la Filosofía india, es lo único que tiene la Humanidad para      seguir viviendo, el Pensamiento es la salvación del hombre del Planeta Tierra”

*    *     *

     Tal como dijo, hasta el postrer suspiro luchó por sus ideas. Al amanecer del 19 de agosto de 1994, se apaga la vida física de este hombre, de este Amauta Indio. Ha vuelto al seno de su madre: la Pachamama.

Pero su pensamiento vive en sus libros, en sus ideas que son semillas, que florecerán y sus frutos se multiplicaran y serán la energía que salve a nuestra Madre Tierra.

Con la Filosofía amaútica se proyecta más allá de lo indio, su pensamiento se hace universal. No es que deja de lado al indio, al contrario, parte de lo indio; basado en el pensamiento indio plantea un otro camino que sea la salvación de la Humanidad.


[1] Limpiaba el corral y cargaba lo que defecaban los dueños e inquilinos de la casa donde se alojaba; tener en cuenta que antes no existían baños higiénicos, de manera que las casas tenían en la parte posterior corrales…

[2] G.humberto Mata, “Fausto Reinaga: Kaymari Jatunk’a”, pgs. 135, 138. Ediciones PIB, La Paz-Bolivia, 1968

[3] Fausto Reinaga, “La Revolución Amaútica”, pg. 77. 2ª edición, junio de 2007.

[4] Carlos Dujovne: “Belzu” de Fausto Reinaga”, “El Diario”, 20 de diciembre de 1953 y “Rumbo Sindical”, enero-febrero de 1954.

[5] Fausto Reinaga: “Franz Tamayo y la Revolución Boliviana”, pg. 128)

 

Marzo de 2012

Hilda Reinaga
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

 
Anuncios














Copyright © 2012. Fausto Reinaga - Derechos ReservadosFausto Reinaga Villa Pabón, Av. Coronel Váldez


COMUNIDAD

Movimiento Indianista Katarista
COMUNICADOS
Encuestas
¿Que opina acerca del sitio de la Fundación Amautica?